flea 00

Fuente: Notimex.
Flea, de Red Hot Chili Peppers: “Una vez que abres las puertas a las drogas, siempre están ahí, seduciéndote”.
Michael Peter Balzary, más conocido como Flea por los fans de Red Hot Chili Peppers, habló de lo difícil que es enfrentarse día a día a la adicción que lo persigue hace varios años.
En un entrevista a la Revista Time, el bajista de cincuenta y cinco años confesó que por culpa de su padre, estuvo expuesto a las drogas desde que era un niño. “He estado alrededor del abuso de sustancias desde el día que nací. Todos los adultos en mi vida regularmente se dopaban para olvidar sus problemas, y el alcohol o las drogas estaban en todas partes, siempre”, dijo.
Su primera relación con ellas, comenzó cuando las usaba para calmar su ansiedad, pero a los treinta años decidió alejarse de ellas, luego de darse cuenta que había perdido a amigos y personas queridas por el consumo excesivo. A raíz de esto, señaló que, “comencé a fumar marihuana cuando tenía 11, y luego precedí a inhalar, inyectar, ingerir y fumar durante mi adolescencia y mis veintitantos”.
Sin embargo, volvió a tener problemas con sustancias cuando en el 2017 se rompió el brazo haciendo snowboard. “Mi doctor me ayudó y gracias a él puedo tocar el bajo con todo mi corazón. Pero me suministró dos meses de Oxycontin. La botella decía que tomara cuadro pastillas al día y estaba muy drogado cuando las tomaba. No sólo bajó mi dolor físico, sino que también mis emociones. Solo tomaba una al día, pero no estaba presente para mis hijos, mi espíritu creativo declinó y me volví depresivo. Dejé de tomarlas después de un mes, pero perfectamente podía volver tomar otro suministro”, reconoció.Con el fin de crear conciencia en los jóvenes, Flea aseguró que, “una vez que abres las puertas a las drogas, siempre están ahí, seduciéndote. Puedo meditar, ejercitarme, orar, ir a un psiquiatra, trabajar paciente. Pero en mis problemas más difíciles, puedo contactar a un proveedor, comprar una bolsa de droga y arreglar todo en un minuto”.
Por eso, decidió hacer un llamado a las autoridades para tomar más cuidado a la hora de emitir medicamentos recetados, porque “la gente sana perfectamente se puede volver adicta a éstos y terminar muertos. Abogados, plomeros, filósofos, celebridades; a la adicción no le importa quién eres. La adicción es una enfermedad cruel, y la comunidad médica, junto al gobierno, debería ofrecer ayuda a todos quienes lo necesitan”, finalizó.

900 anunciate aqui.

Dirección Ricaurte 508 y Quito