7 motivos porque los oyentes ignoran un programa en la mañana

Fuente: Monzter Medios ®.
7 motivos por los que los oyentes ignoran su programa de la mañana.
Muchas emisoras musicales tienen un 'Morning Show', pero no todos esos programas de la mañana son buenos... ¿por qué?.
Hay programas de la mañana exitosos y otros que nunca logran despegar.
A quién no le ha pasado: su emisora presenta un nuevo programa matutino y usted se sienta y espera a que llegue la avalancha de oyentes. Y espera… y espera. Y a pesar de esto, el público no reconoce a los integrantes del equipo, no le importan, no se conecta.
¿Por qué?
1.- Porque simplemente no son tan buenos.
Lo cierto es que muchos gerentes de radio no son famosos por detectar y desarrollar el talento. Y también es verdad que ser bueno es difícil.
Todos hemos visto presentadores que, aunque hayan sido despedidos de sus trabajos, siempre han tenido una carrera ascendente. También sabemos que es mejor contratar a un personaje muy reconocido que arriesgarse con alguien que nadie conoce.
Los oyentes de radio saben claramente lo que les gusta y lo que no les gusta. Por más que usted trate de pulir un talento, si no tiene ese ‘Factor X’ lo único que logrará es prolongar la agonía de su programa.
2.- Porque no son significativamente diferentes en un mercado muy competido..
El nombre es diferente. La producción es impecable. El manejo de la consola es perfecto. El material está bien redactado. El jingle suena bien. Los personajes son conocidos. ¿Qué falta?
Hacer un programa de la mañana exitoso no es sentarse a copiar lo que otros hacen, aunque usted crea que lo hace mejor que los demás.
Los expertos Jack Trout y Alan Ries, en su libro ‘Las 22 leyes inmutables del marketing’, mencionan en el primer lugar la Ley del Liderazgo que dice: ‘Es mejor ser el primero que ser el mejor’.
La radio es un hábito. Si su nuevo programa no me da nada diferente, ¿por qué debería cambiarme? El viejo dicho reza: “Más vale viejo conocido que nuevo por conocer”.
3.- Porque son Disc-jockeys y no seres humanos.
Aunque sigue siendo agradable escuchar voces humanas en radio, no todas se escuchan como tales. No me refiero a voces grabadas. Hablo de contenido.
Los seres humanos manejamos varias dimensiones: fortalezas y debilidades, defectos e imperfecciones. Y todo a la vista de los oyentes.
Cuando esas dimensiones, por ejemplo, no se muestran en una película, decimos que el personaje es “superficial”. Y nadie quiere tener una amistad con seres superficiales.
La gente del programa de la mañana debe mostrar su verdadera personalidad, de forma que la gente pueda identificarse con ellos fácilmente.
4.- Debido a que la gerencia no quiere un gran programa de la mañana sino un programa de la mañana barato.
Con mucha frecuencia no se busca hacer algo memorable sino algo que salga económico.
Se engañan pensando que un locutor barato puede salir adelante si la gente se acostumbra a escucharlo, pero después viene la decepción cuando ven que no pasa nada con el programa.
Esto no quiere decir que siempre lo más costoso sea lo mejor, pero también es cierto que lo barato sale caro.
5.- Porque “quererlos” y “escucharlos” son dos cosas diferentes.
Puede que el conductor de su programa de la mañana sea un gran tipo y un ciudadano ejemplar, es decir, un personaje querido y respetado por la sociedad.
Pero si un oyente tiene 20 minutos mientras maneja al trabajo, seguramente buscará a alguien que sea fascinante, entretenido o informativo, y no a una hermanita de la caridad.
Recuerde que no estamos en el negocio de los medios de comunicación sino en el del entretenimiento. Al público hay que divertirlo.
6.- Porque los roles no están bien definidos.
Todos los integrantes hablan de todo, se pelean por contar el mejor chiste y están de acuerdo en todo. No hay contrastes.
En un grupo de amigos, siempre está el chistoso, el galán, el nerd, el pobretón… y esa variedad de personalidades es la que crea una amalgama.
Un programa de la mañana debe ser igual. La audiencia está compuesta por diferentes tipos de personas, con opiniones diversas y personalidades opuestas.
Al crear roles definidos, los oyentes tendrán con quién identificarse y se sentirán representados al menos por uno de los integrantes del programa.
7.- Porque no es consistente.
Cuando alguien enciende un radio o sintoniza su emisora favorita espera encontrar algo a lo que está acostumbrado.
Si el programa es chistoso, el humor debe estar presente todos los días a lo largo del programa. Si el programa es informativo, siempre debe pretender mostrar las noticias importantes antes que los demás. Si tiene un personaje divertido, siempre debe estar allí.
Recuerde: hay muchas opciones de entretenimiento e información en las mañanas, tanto en radio como fuera de ella. Por ello, si una persona decidió sintonizar su programa, asegúrese de llenar sus expectativas.
Conclusión.
Para que su programa de la mañana brille; para que sea el preferido de sus oyentes, hay que hacer algo diferente, comportarse como seres humanos que se ríen, se equivocan, cuentan historias.
Hay que saber definir claramente los roles de cada uno de los integrantes y respetarlos; hay que ser consistentes día tras día, y los jefes tienen que entender que para hacer un buen programa de la mañana hay que invertir en el talento.

 

900 anunciate aqui.

Dirección Ricaurte 508 y Quito