radio fm vs radio on line

Fuente: Notimex ®.
Radio vs. Streaming: ¿quién gana?.
La Radio tradicional y los servicios de música por streaming tienen sus similitudes y diferencias. ¿Cuál medio es mejor?.
Una pregunta que todos nos hacemos. Aquí, algunos elementos de juicio.
Nuevamente surgieron fuertes rumores de que Apple estaría próxima a cerrar su servicio de descargas de música. El portal DJ Mag asegura que la decisión sería una respuesta al crecimiento de Apple Music y que la plataforma se eliminaría para el 31 de marzo del próximo año.
Sin embargo, ahora Apple salió a negar esos rumores. Habrá que esperar a ver si la noticia es cierta.
Lo que sí es claro es que la descarga de música decreció un 21% el año pasado. Al fin y al cabo, ¿para qué pagar un dólar por cada canción si por sólo 10 dólares mensuales se puede tener acceso a toda la música del mundo?
Y es que, indudablemente, los servicios de transmisión de música por streaming están invadiendo el mundo. Spotify, Deezer, Youtube y Apple Music, entre otras, son plataformas que han cambiado la forma de consumir música.
¿Y cómo ha afectado esto a la Radio?
Antes que nada hay que decir que el término ‘Radio’ es hoy mucho más abierto que en el pasado. Además de los receptores tradicionales, la Radio puede ser escuchada a través de sus retransmisiones por streaming, pero también existen emisoras 100% en línea, podcasts y, obviamente, los servicios de streaming ya mencionados.
¿Esto significa el final de la Radio tradicional? ¿Los servicios de streaming de música acabarán con ella?
Para responder a esta pregunta que tantos nos hacemos, voy a reducir todas las opciones anteriores a 4:
La Radio tradicional que se escucha en FM, HD, por satélite o en línea.
Los servicios de música por streaming.
Los Podcasts.
Las emisoras sólo por internet.
Y para este artículo dejaré por fuera los Podcasts y las emisoras de internet, que merecen capítulos aparte, y me concentraré en los dos primeros medios.
Para que usted pueda sacar una conclusión, en lugar de hablar de fortalezas y debilidades de cada medio más bien le voy a hablar de sus similitudes y diferencias.
Similitudes:
Ubicuidad: Ambos medios se pueden escuchar en cualquier lugar por ser portátiles. Se pueden escuchar en la oscuridad. Se pueden escuchar sin necesidad de mirar la fuente de donde provienen.
Acompañan otras tareas: A diferencia de la televisión, de los medios impresos y de internet, tanto la Radio tradicional como los servicios de streaming pueden ser consumidos sin dejar de realizar otras labores.
Lanzan éxitos: Ambos medios son excelentes para descubrir nueva música. La Radio sigue siendo el medio preferido para esta función, aunque las plataformas de streaming cada vez se vuelven más importantes en esta labor
Influencia: La gente que escucha Radio tiene, al menos, un personaje favorito. Se informa, se divierte y se entretiene con esos personajes. Por su parte, las plataformas de streaming son utilizadas cada vez más por los artistas para entregar información relevante acerca de sus producciones y giras de conciertos.
Diferencias:
Radio: Informa, acompaña, divierte, enamora, cuenta historias.
Streaming: No tiene alma. Su gran fortaleza está en la música.
Radio: Es gratis. Sólo hay que comprar baterías.
Streaming: Consume datos y hay que pagar por ellos. Para poder escoger las canciones favoritas hay que pagar una tarifa mensual. Si no, no podrá escoger canciones y sólo podrá saltarse 6 canciones de una playlist. Incluso, a veces no suenan versiones originales sino versiones de otros artistas.
Radio: Es sólo prender un botón y sintonizar su emisora favorita.
Streaming: Hay que instalar y abrir una App. Luego hay que crear una playlist, escoger entre las disponibles o escuchar las recomendaciones.
Radio: Tecnología anticuada. La Radio HD en sus diferentes versiones (HD, DAB, Satelital) no ha marcado una gran diferencia. Sin embargo, se puede escuchar en internet en celulares antiguos y a través de smartphones, tablets y computadores.
Streaming: Posibilidad de conectarse a través de múltiples plataformas tecnológicas. Ahora disponible también en Radios Inteligentes (Smart Audio).
Radio: Es la reina dentro de los vehículos.
Streaming: Aunque en este momento no todo el mundo sabe cómo conectar su Smartphone al equipo del carro, para 2020 el 75% de los autos en EE. UU. estarán conectados a internet.
Radio: Hay múltiples formatos musicales y hablados, programados por terceras personas.
Streaming: Cada usuario escoge lo que quiere oír en el momento que lo desee.
Radio: Segmentación. Hay productos diseñados para llegar a audiencias por segmentos de edad, sexo y niveles socioeconómicos.
Streaming: Micro-segmentación. Se acomoda a los gustos de cada usuario.
Radio: Enfocada a éxitos masivos. Se busca complacer los gustos de la masa, de la población en general con géneros musicales similares dentro de un mismo formato.
Streaming: El ámbito musical personal es más abierto y permite que el usuario escuche música de diferentes géneros y antigüedad.
Radio: La música es escogida por especialistas profesionales y experimentados que, muchas veces, se apoyan en investigaciones de mercado, cifras de ventas y descargas, y otras herramientas que garantizan la acogida de las canciones.
Streaming: Cada usuario decide lo que quiere oír. En el caso de las playlists, puede escoger entre los que se generan de forma automática o los creados por terceras personas, que en la mayoría de los casos no son especialistas.
Radio: Tiene transmisores propios con grandes potencias y amplias coberturas. Su señal es sólida y cuenta con equipos de emergencia ante diferentes posibles contingencias.
Streaming: Depende de las redes de celulares o de Wi-Fi, servicios que son prestados por terceras personas y sobre las cuales no hay ningún control.
Radio: La calidad del audio, en general, es inferior. Puede equipararse con el sonido de un archivo de MP3 a 64 Kbps y 22 Khz.
Streaming: La calidad depende del plan. En el gratuito la señal es de 96 kbps para celulares y de 160 kbps para computadores. Para el servicio Premium, la calidad puede estar en los 320 kbps.
Radio: Tiene el poder de lo local. Informa de eventos, noticias y actividades del área de cobertura.
Streaming: Es personal.
Radio: Trabaja para audiencias masivas. Una sola emisora puede llegar a decenas cientos de miles, o millones de personas diariamente.
Streaming: Es de nichos cerrados. La música es escogida de manera individual por el usuario. Las playlists generalmente no atraen grandes audiencias.
Radio: Audiencia pasiva, especialmente en adultos. Esperan a ver qué contenidos van a recibir de parte de los programadores.
Streaming: Audiencia activa, especialmente en jóvenes. No se conforman con lo que les ofrecen sino que buscan crear sus propios contenidos.
Radio: Al ser gratuita depende de la publicidad, que en muchas ocasiones es exagerada y molesta al oyente.
Streaming: Si se paga, no hay publicidad. Si el servicio es gratuito, sí hay publicidad, pero es mucho menor su cantidad (al menos por ahora…).
Radio: Algunas emisoras hablan demasiado.
Streaming: Nadie habla.
Radio: Costos bajos de producción.
Streaming: Grandes costos asociados a derechos de transmisión musical. Mientras más usuarios, mayores serán los costos.
Conclusión:
Como se dan cuenta, más que buscar ventajas o desventajas mi enfoque estuvo orientado a las similitudes y a las diferencias.
Cada medio tiene sus ventajas y desventajas, pero pueden convivir sin problemas. Y es que, sí, en lugar de robarse audiencias, ambos medios se complementan perfectamente, lo que ha dado como resultado que en países como Estados Unidos, el consumo diario de medios haya pasado de entre 6 y 7 horas diarias a más de 11.
Con estos elementos de juicio usted sacará su propia conclusión. ¿Quién gana?..

 

900 anunciate aqui.

Dirección Ricaurte 508 y Quito