8 nuevos consejos para ser un buen disc jockey

Fuente: Monzter Medios ®.
Nuevos consejos para ser un buen disc jockey.
Hacer locución parece una tarea sencilla... sin embargo, para ser un gran locutor, hay que trabajar duro y conseguir un estilo propio.
Una buena voz es irresistible… pero si un locutor sabe exactamente lo que va a decir y lo hace de una forma atractiva, ¡será imbatible!
Alguna vez tuve la oportunidad de visitar a uno de los disc-jockeys que más admiré en los años 80. Se llamaba Donald Cox, pero al aire se identificaba como ‘Cox on the Radio’.
Trabajó en I-95, Y-100, Power 96 y Kiss FM de Miami. También actuó en un par de películas y desempeñó el papel de Guido Ebersol en la serie “Miami Vice”.
Cuando fuimos a conocerlo en 1988, junto a mi amigo Donnie Miranda, Cox estaba haciendo su turno habitual en Power 96. Era una persona afable, divertida y con una poderosa voz. Pero lo que más me llamó la atención fue que, antes de abrir el micrófono, practicaba en voz alta lo que iba a decir.
Pero, además, cuando salía al aire parecía que estuviera conversando con su mejor amigo.
Y es que presentar canciones en una emisora pareciera que es muy fácil: todo lo que hay que hacer es hablar…
¿Realmente hay algo difícil en ello?
Bueno, la respuesta, a veces, es sí.
Una cosa es un locutor y otra cosa es un excelente locutor. Es usted quien decide si quiere ser uno más del montón o si prefiere ser alguien reconocido, diferente y con un estilo único. Quienes lo logran son los que ganan mejores sueldos, y las empresas de radiodifusión se pelean por tenerlos en sus emisoras.
Y al igual que en otras profesiones, esto sólo se logra con trabajo, estudio y mucha disciplina.
Y quienes no lo hacen pueden seguir trabajando, pero nunca van a sobresalir ni ser reconocidos. Se quedarán en su mediocridad por el resto de sus vidas…
Es cierto: a diferencia de otros oficios, un locutor puede comenzar a trabajar aunque nunca haya leído un libro en su vida. Y es posible que pueda ser exitoso sin haber terminado ni siquiera su secundaria.
Algunas personas nacen con una buena voz, otros con gran facilidad de expresión, y otros con ambas habilidades. Otras personas no nacen con ellas, pero pueden llegar a desarrollar un talento para hablar bien al aire.
Pero ya sea que usted nació con esos dones o que simplemente quiere perfeccionarlos, para triunfar en radio hay que dedicar una buena parte de su tiempo a estudiar y practicar.
Ser un locutor no se diferencia mucho de un actor. Al fin y al cabo, cuando usted se sienta en una cabina frente a un micrófono, lo más común es que no haya nadie en frente suyo.
Piénselo bien: realmente usted está hablando solo.
Y como nadie lo ve, la única forma de seducir a su público es con su voz y sus palabras. Con la forma como sea capaz de pintar imágenes en la mente de su público. Con la forma como sea capaz de arrancarle una sonrisa o una lágrima a su oyente.
Usted tiene que ser convincente, sereno y seguro. Debe ser capaz de entender las necesidades de su audiencia en todo momento y debe aprender a construir una frase antes de soltarla al aire.
Sí, a veces la conversación al aire simplemente fluye, pero si usted prepara lo que va a decir, si sabe exactamente cómo empezar y dónde terminar su charla, si es capaz de mantener un ritmo fluido, con pausas, silencios y cambios de ritmo, seguramente podrá conquistar más oyentes.
A continuación le presento 8 nuevos consejos para seguir mejorando su forma de hacer locución en radio:
01.- ¿Cómo va a comenzar su frase? ¿Va a usar las muletillas de siempre? Mejor piense cómo puede sorprender al oyente. No se deje llevar por la rutina. Trate de decir algo que realmente llame la atención. No se quede con las consabidas frases de cajón.
02.- ¿Ha pensado todo lo que va a decir? No es ningún pecado escribir lo que va a hacer. Puede ser un simple esquema: “Despido canción – recuerdo el evento de mañana – presento canción siguiente”. O puede escribir: “Ozuna publicó foto junto al reguetonero Anuel AA en la que hace la comparación de ellos con Pablo Escobar y El Chapo”.
De esta forma no se queda dando vueltas y va directo al grano. El tiempo del oyente es valioso. Si usted habla demasiado se va a otra emisora o a Spotify.
03.- ¿Cómo va a terminar su salida al aire? En un partido de fútbol hay una meta clara: el portero saca el balón al centro del campo, luego de unos pases se lo entrega al delantero y ´éste dispara al arco para hacer un gol. No se quedan jugando eternamente en el medio campo.
Con su intervención debe ser igual: tiene que saber cómo empezar, qué hará en medio de su locución y cómo presentará la próxima canción. Usted es un vendedor de canciones. Al presentarla, haga que el oyente se enamore de ella.
04.- Y la pregunta más importante de todas: ¿a alguien le importa lo que usted está hablando?
Usted debe ser totalmente honesto con la respuesta a esta pregunta, y si cree que la respuesta es no, entonces no hable.
Recuerde que mientras suena la canción anterior usted, en lugar de estar ‘pegado’ a Instagram o Facebook, podría estar pensando y preparando lo que va a decir.
Cualquiera puede pensar que un locutor simplemente abre el micrófono y dice lo primero que le viene a la cabeza, y algunos lo hacen. Pero uno profesional sabe exactamente lo que va a decir, y también tienen la capacidad de reaccionar ante cualquier evento inesperado.
Así que planifique y prepare lo que va a decir y, lo que es más importante, sepa cuándo callar.
Hablar por hablar es uno de los errores más grandes de un locutor. Aunque a usted le parezca divertido, puede ser aburrido para el oyente y muy rápidamente lo pueden cambiar por alguien que sea más preciso y entretenido.
05.- Aprenda desde una etapa muy temprana a no hablar sobre canciones. A los oyentes les molesta. Piense que usted podría estar hablando encima de la canción favorita de todos los tiempos de un oyente y la arruinaría al hablar por encima o al final.
Piénselo de esta manera: ¿usted cree que un artista se pasó horas escribiendo y grabando una canción pensando en que usted iba a hablar encima? La respuesta es no.
Sí, es una práctica habitual en radio y muchos directores exigen que hablen así, pero si usted puede evitarlo, hágalo.
06.- Aprenda a vender. Si usted termina trabajando en una estación de radio comercial, uno de sus trabajos será vender o promocionar un producto, servicio, concurso o evento.
Seguramente le darán un texto para que lo lea, pero el arte está en sonar como si no lo estuviera leyendo. Cuando la gente se da cuenta de que es un texto leído, se aburre, y el impacto de lo que usted dice se pierde.
07.- Escuche muchos estilos diferentes de presentadores de radio, tanto en emisoras locales como nacionales e internacionales. Hoy existen muchas herramientas gratuitas para hacerlo.
Escuche con atención, critique y aprenda lo que a usted le suena bien y lo que no suena tan bien. Entrene su “oído de radio“. Los mejores presentadores saben instintivamente qué funciona en el aire y qué no.
Pero no trate de imitar a sus ídolos de radio. Aprenda de ellos, pero también aprenda a ser usted mismo. Esto puede llevar años de trabajo y práctica, pero es mucho mejor que intentar ser alguien más.
08.- Defina qué tipo de presentador va a ser. ¿Será un presentador que habla bien de usted mismo, de sus experiencias de vida y de sus pequeñas y divertidas observaciones? ¿Será un presentador que se siente cómodo hablando de las canciones que está tocando?
08.- Usted tiene que descubrir y definir dónde se siente más cómodo, cuáles son sus fortalezas y debilidades como presentador, y aun así, usted tendrá que trabajar en ambas.
Conclusión.
Como dije al principio, usted solo puede aprender a hacer todo lo anterior con práctica, práctica y aún más práctica.
Ojalá pueda empezar por una emisora comunitaria, una radio de pueblo o, simplemente, por una emisora por internet.
Encuentre la plataforma perfecta para que practique, adquiera experiencia y afine su estilo de presentación.

900 anunciate aqui.

Dirección Ricaurte 508 y Quito