20 cosas que hacemos las mujeres.

20 cosas que hacen las mujeres y que sacan de quicio a todos los hombres.
Enamorarse y amar a alguien por sus cualidades es en realidad muy fácil, el asunto es seguirlo amando con igual o más intensidad después que deja ver su cara menos amable. Y no hablo acerca de si ese alguien traiciona tu confianza, te maltrata o se muestra indiferente que son las obvias razones por las cuales el amor se va extinguiendo, sino de las cosas más simples y comunes del diario vivir y compartir, pequeñas mañas que pueden pasar de ser tolerables a completamente insufribles.
Pues bien, para no extenderme más, a continuación encontrarás 20 cosas que las personas solemos hacer y que resultan molestas para nuestras parejas.
1. El espejo.
Si te obsesiona lucir siempre perfecta y te miras al espejo cada que pasas frente a uno, lo mejor es que le mermes a esa actitud porque estás poniendo al límite de su paciencia a tu amor. Él te quiere como eres y seguro si algo te queda mal, él te lo hará saber, créeme.
2. Tú y tu mascota.
El lío no es que tengas una mascota a la que ames, él lo puede tolerar incluso si no es muy aficionado a perros o gatos. El problema surge cuando dedicas mucho tiempo a tu animal de compañía e incluso le hablas haciendo voces.
3. "Igualita a tu mamá".
Nada de malo en parecerte a tu mamá, pero si en lo que eres muy parecida es en los defectos de tu madre... he allí el problema.
4. Minimizarlo.
Humillar a una persona jamás ha sido buena idea, intentar demostrar cada tanto que eres mejor en diferentes aspectos tampoco es sensato, mucho menos la competencia.
5. Hablar y hablar y seguir hablando.
Una cosa es hablar de manera amigable de un tema, pero hablar al punto que si te tapan la boca te salen letreros, eso sí que es objeto de hastío y más cuando son cosas sin importancia y chimes sin sentido.
6. El maquillaje.
Más que el hecho que te "arregles" es el tiempo que pasas en el baño acicalándote, no es necesario, te ha visto sin tanto rímel y lápiz de labios y le gustas igual.
7. Ser indecisa.
Para él te vez bella aunque vayas en chanclas, el punto es que puedes elegir lo que sea y siempre quedar bien, pero si no te conformas y cuando ya van a salir sigues cambiándote de ropa, estas apostando en tu contra.
8. Tu ex.
Dice la canción: "Ya lo pasado, pasado..." y a tu pareja actual no le interesa y no quiera saber nada de él, así que mejor no vuelvas a tocar el tema.
9. Corregirlo.
Nada mejor que mano a mano ambos se dediquen a las cosas de la casa, pero fatal que creas que como tu nadie hace las cosas y vayas "repasando" lo que él ha hecho. No lo desaires pues pocos son los dispuestos a ponerse en acción.
10. Elegir su ropa.
Aunque a muchos les parece un buen detalle, el tuyo puede que no sienta ese mismo gusto, por eso antes de hacerlo espera a que él te lo pida o mejor pregúntale antes de hacerlo, así te evitarás malas caras. Él es tu pareja, no tu hijito.
11. Compararlo.
Es algo que sale en momentos de exasperación y no es agradable, lo sabes y si no te gusta, a él tampoco. Así que no lo sigas haciendo.
12. Manipularlo.
Que intentes lograr algo jugando con sus sentimientos podría provocar que pagues caro y no solo con malas caras, mañana la engañada puedes ser tú.
13. No ser directa en tus deseos.
Si deseas que te dé un masaje, ¡pídelo! Pero no lo sugieras y menos lo plantees con la intención de que sea una orden. Recuerda: un favor bien pedido no se le niega a nadie.
14. Exceso de curiosidad.
Buscar en su cartera o bolsillos de su ropa no solo es evidencia de desconfianza, es abusivo y hará que pierda la confianza que te tiene.
15. Lagrimas constantes.
Llorar con motivos es normal, lo raro es hacerlo por todo y a toda hora. Es molesto y puede ser tomada como una forma de manipulación que no va a tolerar.
16. Que sienta que lo complaces "a la brava".
Si sueles decirle: "Siiii, tienes razón" con cierto tono de impaciencia con el fin de dar por terminada una discusión, la situación podría ponerse más pesada, sabe que estás enojada y que solo deseas que deje el tema de una vez por todas y él no está más lejos de la rabia que tú.
17. Que hables cuando está viendo algo de su interés.
Es muy molesto ya que hace que se pierda el hilo de lo que se está viendo o intentando comprender. Hay momentos y lugares para todo y en el cine o frente a la tele no es un buen lugar ni momento para hablar.
18. Aconsejarlo sobre cómo hacer algo.
Cuando le indicas cómo reparar algo o solucionar el problema y del asunto poco sabes, lo que vas a lograr es una mala cara o una respuesta pedante. Evítate el malestar, guarda silencio y espera a que se dé por vencido para llamar a un técnico.
19. Multitareas.
Hombres y mujeres podemos hacer varias cosas al tiempo, solo que a ellos no les place como a nosotras, por eso no le insistas, has lasa cosas a tu ritmo y evítate un alegato por una minucia.
20. Que lo quieras cambiar.
Él está contento con quien es y no va a aceptar la idea de que quieras cambiarlo. Respeta su manera de ser, pues mientras ésta no te afecte de manera directa no debería haber problemas entre los dos.
Evítate malos ratos, acepta lo que no puedes cambiar en él y de manera sutil ayúdale a ser una mejor versión de sí mismo, a la larga te lo agradecerá.

Monzter Medios ON Line Con : Cargando ...

900 anunciate aqui.

Dirección Ricaurte 508 y Quito